Varios fabricantes como Danone, Kraft Foods, Coca-Cola,Pascual, Calvo, Ausonia o PepsiCo, no se encuentran en el mercado de forma “clonada” como Marca Blanca, esto hace parte de su política de diferenciación de producto, pues encuentran difícil producir dos tipos de producto, uno innnovador y de calidad y otro basado únicamente en el precio. Lo importante para estas empresas es que al cliente le quede claro, que el producto no es igual al de distribución, que es único, y esta diferencia es la consideran su ventaja competitiva.

Aunque esto no sería tan fácil de lograr para cualquier empresa, pues si la empresa no es puntera en el mercado, no podrá superar la competencia de las marcas blancas, como menciona Jaume Llopis, profesor del IESE, son imprescindibles tres condiciones, para renunciar a ser marca blanca: “Ser una marca líder, tener márgenes elevados y no tener capacidad de producción sin utilizar”.

Diferentes comerciales, se han realizado en contra, o mejor a favor de las marcas originales, de los fabricantes, un ejemplo es este comercial de Telecinco:

.

Qué tan acertada es esta estrategia diferenciadora? Empresas como Nestlé, ingresan al mercado de marcas blancas, y no han perdido posicionamiento, ellos han seguido estas tres condiciones: que hubiera excedente de capacidad (para no mermar nuestros márgenes), no tener que hacer inversiones y no fabricar la marca blanca con la misma composición de la  marca líder. Trabajan con líneas de negocio diferentes.

Fuente:

http://economia.universiablogs.net/2011/02/18/fabricantes-contra-marcas-blancas/

http://www.abc.es/hemeroteca/historico-27-04-2009/abc/Nacional/las-grandes-marcas-se-blindan-contra-las-blancas_92450728190.html